HT Sarcopenia: app desarrollada por investigadores del INTA ya está disponible

La sarcopenia afecta a más de 50 millones de personas en el mundo, sobre todo a la tercera edad. En Chile, el examen para detectarla es costoso, pero un equipo de investigadores desarrolló una nueva aplicación que lo está haciendo más accesible en los centros de salud municipales.

Aunque no queramos imaginarlo, en nuestras vidas llegaremos a un punto sin vuelta atrás: empezaremos a perder fuerza y masa muscular. La responsable es la sarcopenia, una enfermedad que es consecuencia del envejecimiento y que afecta a más de 50 millones de personas en el mundo, incluido Chile. Antes de que pienses que las horas en el gimnasio han sido en vano, no te desanimes, porque la sarcopenia se puede prevenir. ¿Cómo? ¡Con más entrenamiento y una alimentación rica en proteínas! Esta patología se puede reconocer con un examen preventivo, pero costoso, por lo que muchos pacientes del sistema público no se lo pueden realizar. Este fue el problema que reconoció un equipo de investigadores del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile (INTA), y para el que desarrollaron una solución: la app HTS Mayor. ¿Cómo funciona?

Sarcopenia: una amenaza para los adultos mayores (y algunos adultos)

Si hoy la sarcopenia afecta a más de 50 millones de personas en el mundo, en 40 años y debido al envejecimiento de la población de ciertos países, se estima que la tendrán más de 200 millones, es decir, más de once veces la actual población de Chile. ¿Y quiénes serán los principales afectados? Los adultos mayores, porque es una enfermedad asociada al envejecimiento que causa una pérdida gradual y generalizada de la fuerza y masa muscular. Sin embargo, se puede presentar desde los 50 años en adelante. Incluso, en las mujeres es posible que se manifieste con la menopausia, la que en algunos casos ocurre en la década de los 40 años. Los adultos cuando tienen hasta 50 años, es normal que tengan una masa muscular que represente un 40% de su peso corporal. En adelante, esta cifra empieza a bajar porque ingresa más grasa a los músculos. Esta situación es crítica cuando este porcentaje alcanza el 25% o menos, algo que se puede presentar a los 70 años. Los riesgos de esta enfermedad es que está asociada a caídas, falta de autonomía en los movimientos y pérdida del equilibrio, que pueden terminar en hospitalizaciones. Incluso, si una caída es muy grave, puede ser causante de la muerte, según explica Lydia Lera, investigadora del INTA y directora del proyecto que desarrolló HTS Mayor.

Un examen preciso, pero caro

El examen más común para prevenir el desarrollo de la sarcopenia o para saber en qué grado se encuentra, es el Dexa, también conocido como densitometría ósea. Este análisis usa bajos niveles de rayos X y mide la cantidad de minerales que tienen los huesos, especialmente calcio, y la masa muscular. Como el calcio absorbe la radiación, cuando los huesos tienen una alta concentración de este mineral, envían un bajo nivel de energía a un lector, lo que es positivo, pues indicaría que no existe la enfermedad o no está en un nivel de desarrollo avanzado. En cambio, cuando el calcio está bajo, los huesos devuelven una cantidad elevada de radiación, lo que indicaría su presencia. ¿Y qué tienen que ver los músculos en esta medición? Resulta que la densitometría ósea es la medición más precisa a nivel esquelético y muscular. Por lo mismo, su uso es recomendado para deportistas, ya que permite reconocer la calidad de los tejidos blandos y a partir de los indicadores, establecer cambios en la dieta. Incluso, la calidad de los resultados es tan fiable que permite conocer dos índices de masa corporal: grasa y magra, siendo esta última la que está libre de grasa. Te puede interesar: A color y en 3D: el revolucionario scanner de rayos X que lo muestra todo Los resultados de cada paciente se comparan con valores de referencia, según la edad, sexo y estatura. Los niveles en que se presenta la sarcopenia son: pre-sarcopenia, sarcopenia y sarcopenia severa. Los índices de un paciente son útiles para proyectar su situación en el tiempo y tomar las medidas que evitarían, por ejemplo, un mayor desarrollo de la enfermedad. El inconveniente de este examen es su alto costo, según los investigadores de la Universidad de Chile. Además, mientras realizaban su estudio, se enteraron que el DEXA no está disponible en los centros primarios de salud, los que son municipales y corresponden a: Centros de Salud (CES), Centros de Salud Familiar (CESFAM), Centros Comunitarios de Salud Familiar (CECOSF), Postas de Salud Rurales (PSR), y SAPU (Servicio de Atención Primaria de Urgencia). Por eso, hay pacientes que ni siquiera se lo pueden realizar. Como referencia, los afiliados a Fonasa pueden pagar desde $14.330 hasta $31.520 por una densitometría ósea (es cierto que hay exámenes muchísimo más costosos, pero no deja de ser un desembolso importante para una familia de escasos recursos). La diferencia de precios se explica porque los centros médicos, hospitales y clínicas, están clasificados en tres niveles de prestadores según su capacidad e infraestructura. Entonces, los aranceles de un hospital que esté clasificado en el Nivel 1, serán más económicos respecto a uno que esté en el Nivel 3.

Una nueva herramienta accesible para todos

La herramienta que desarrollaron los investigadores del INTA es HTS Mayor, la que está en un formato de software para computadores y en una aplicación para teléfonos con Android y iOS. Su funcionamiento es similar a una densitometría ósea, o DEXA, para prevenir la aparición o avance de la sarcopenia. La innovación que hicieron fue introducir como referencia las mismas variables que usa la densitometría para medir la masa muscular en brazos y piernas. Pero en el caso de HTS Mayor, el sistema permite obtener estos valores usando otras medidas corporales de los pacientes, como la altura de las caderas y el diámetro de las pantorrillas, entre otras. Los números referentes a las medidas se ingresan en el software o app y se cruzan con otros datos personales del paciente, como altura, edad y sexo. Después, automáticamente el sistema arroja los resultados. El período de prueba fue realizado en los centros de atención primaria que administra la Municipalidad de Huechuraba y resultó un éxito. Los indicadores que obtuvieron los compararon con los que entrega el DEXA y como resultaron similares, se validó su especificidad y uso en los centros de salud para conocer si existe sarcopenia o no. Además, se pudo conocer que las personas diagnosticadas con sarcopenia, tienen un 44% más de posibilidades de caerse que una persona sana, lo que evidencia el riesgo que significa, sobre todo para los adultos mayores. Tras las pruebas, esta herramienta se comenzó a expandir a los centros de salud del país y desde febrero de este año, está disponible para los profesionales de la salud en 48 centros de atención primaria de cuatro regiones: Valparaíso, Biobío, Araucanía y Metropolitana. Incluso, fue reconocido en el XXI Congreso Nacional de Geriatría y Gerontología. ¿Conoces otra herramienta digital que esté ayudando a los servicios públicos de salud?
Texto: Eldefinido.cl

Galería de fotos

Últimas noticias

Magíster de Envejecimiento y Calidad de Vida es acreditado por 5 años

Tras un destacado trabajo realizado por un equipo de académicas, académicos de INTA y de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad y Apoyo Docente de la Escuela de Postgrado del INTA, el Magíster en Envejecimiento y Calidad de Vida (MECV) obtuvo la acreditación correspondiente a cinco años por parte de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA).

ANID 2023

Fondecyt Regular a dos académicas y un académico del INTA

La Dirección Nacional de la Agencia de Investigación y Desarrollo (ANID), a través de la Subdirección de Proyectos de Investigación, dio a conocer los proyectos seleccionados del Concurso Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico – Fondecyt Regular correspondiente al año 2023.

Compartir:
https://uchile.cl/nu201345
Copiar