Juan Orellana se graduó del MNA con la tesis titulada “Búsqueda de productos de la metabolización de los polifenoles del fruto del Calafate"

Juan Orellana finaliza el MNA con tesis sobre calafate

Juan Orellana Cornejo, se graduó del Magíster de Nutrición y Alimentos con la tesis titulada “Búsqueda de productos de la metabolización de los polifenoles del fruto del Calafate (Berberis microphylla) con propiedades termogénicas sobre adipocitos in vitro”, la cual fue dirigida por el Prof. Diego García Díaz, del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. La comisión revisora estuvo conformada por los profesores del INTA Adriano Costa De Camargo, Omar Porras y Paulina Ormazábal, quien también es profesora asistente de la Universidad de O’Higgins.

Juan es de profesión nutricionista, egresado de la Universidad de Chile, pero desde los inicios de sus estudios universitarios demostró interés en la investigación. “Me he dedicado desde el pregrado a proyectos de investigación relacionados con mecanismos fisiológicos involucrados en efectos beneficiosos del tratamiento con antioxidantes sobre el desarrollo de obesidad e insulino-resistencia en distintos modelos de estudio”, cuenta

Previo al ingreso del magíster, Juan se integró al grupo de investigación del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, conducido por el Prof. Diego García. Allí participó en actividades de investigación de proyectos relacionados con mecanismos fisiológicos asociados a efectos beneficiosos con tratamiento de antioxidantes, principalmente con el calafate, sobre el desarrollo en obesidad en modelos in vivo e in vitro. “En estos proyectos aprendí y apliqué distintas técnicas de laboratorio asociadas con preservación de muestras (tejidos y células), cultivos celulares, técnicas de extracción de ADN, ARN y proteínas, y técnicas de expresión génica y proteica.”

El nuevo magíster comenta que siempre consideró perfeccionarse con un curso de postgrado, pero que se decidió por un programa de magíster por su “pasión acérrima e interés hacia el campo de la docencia, investigación e innovación a través del estudio de la ciencia de la nutrición”. También afirma que eligió el INTA “principalmente por el reconocido prestigio que destaca a esta institución por su tiempo en desarrollar innovación e investigación en nuestro país, cuyo plantel académico es de excelente calidad docente y humana.”

Si bien el nuevo magíster asegura haber cumplido un sueño que estaba presente desde que era un niño, el terminar el magíster “también significa una oportunidad para seguir desarrollándome como el profesional que busco ser, así como también, una oportunidad para buscar nuevos horizontes, conocimientos y desafíos que permitan integrarme en la academia”. Por esta misma razón, Juan  ingresó al programa de Doctorado de Nutrición y Alimentos de la Universidad de Chile (DOCNUTAL): “Mi interés por la docencia y la investigación siguen firmes y no se detienen. Creo que es el paso natural de todo investigador en formación. Con ello espero ampliar, aún más, mi visión e interés sobre el desarrollo de nuevos acercamientos de soluciones para enfermedades relacionadas con la nutrición, las cuales siempre requieren de nuevas formas de abordaje por su complejidad”.

Resumen tesis

La obesidad provoca un aumento sostenido de enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) y del gasto en salud. Los tipos de tejido adiposo (TA) abren una posibilidad de tratamiento contra la obesidad mediante el pardeamiento del tejido adiposo blanco (TAB), proceso regulado por distintas vías, principalmente asociadas a proteína desacoplante 1 (UCP-1). Algunos alimentos tendrían un efecto pardeante, como los berries, que se caracterizan por sus altas cantidades de polifenoles, factor asociado a pardeamiento. El calafate (Berberis microphylla) es un berry rico en polifenoles que ha sido probado en ensayos como tratamiento contra la obesidad en distintos modelos. Su efecto podría asociarse a la sinergia de sus componentes o de una fracción específica. La literatura muestra que submetabolitos presentes en el calafate tienen efecto sobre la adiposidad.
El objetivo de este trabajo es determinar que al menos uno de los submetabolitos derivados del consumo de calafate (Berberis microphylla) presenta actividad termogénica y de pardeamiento sobre adipocitos maduros derivados de células 3T3-L1.
En una primera fase, preadipocitos 3T3-L1 diferenciados a adipocitos maduros con un cóctel hormonal fueron expuestos a un set de diferentes submetabolitos derivados de polifenoles de calafate descritos por Bustamante et. al., 2018 en concentraciones de 20, 100, 500 y 1000 μM por 24 horas. Luego, se evaluaron los niveles de expresión génica de UCP-1. Se seleccionaron los tratamientos con mejores resultados llevándolos a una segunda fase de ensayos. Se ejecutaron más repeticiones técnicas utilizando: ácido siríngico (AS), ácido 4-hidroxibenzoico (4- HBA), ácido fenilacético (PAA) y ácido 3-hidroxifenilacético (3-HPAA) en una concentración de 20 μM y epigalocatequin galato (EGCG) en concentraciones de 20 μM y 100 μM por 24 horas.
Se evaluó la expresión génica de UCP-1, PGC-1α, SIRT1 y PRDM16, así como la expresión proteica de UCP-1, PGC-1α y Hsp70. Se utilizó ANOVA de una vía con posthoc de Dunnet para analizar diferencias entre los tratamientos. Se consideró un nivel de significancia de p <0,05.
El tratamiento con PAA indujo un aumento significativo en la expresión relativa de UCP-1, equivalente a 3,5 veces mayor respecto al control en adipocitos maduros. Mientras que, en la expresión proteica, no existieron diferencias con respecto al control. Por lo tanto, el tratamiento con 20 μM de PAA posee un efecto termogénico sobre adipocitos maduros.
Estos resultados permitirían nuevos estudios que evalúen la temporalidad y concentración del tratamiento con PAA, y sus vías asociadas para comprender su efecto relacionado con la termogénesis y el pardeamiento.

Galería de fotos

Últimas noticias

¿Puede ser un problema el azúcar que contienen?

La importancia de comer frutas y los mitos en torno a su consumo

Carmen Gloria González, académica del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile, asegura que las personas deben comer al menos dos frutas al día o incluso más, siempre que la alimentación sea variada e incluya distintos tipos de alimentos. Paola Cáceres, profesora de la Facultad de Medicina del mismo plantel, añade que lo óptimo es que de las cinco porciones recomendadas al día, tres deberían ser de verduras y dos de frutas.

Premio a la productividad científica INTA 2023

El pasado miércoles 24 de enero se llevó a cabo la ceremonia de premiación a la productividad científica 2023 en la cual participaron autoridades, académicos y académicas y profesionales del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile.

Mención en Alimentos Saludables del Magíster acreditada

La Comisión Nacional de Acreditación (CNA) acreditó hasta 2030 la mención en Alimentos Saludables del postgrado ‘Nutrición y Alimentos’, en donde fue clave el trabajo conjunto entre la Unidad de Aseguramiento de la Calidad y Apoyo Docente de la Escuela de Postgrado de la institución y de académicas (os) del INTA.